Un paseo por la espiritualidad de la raza humana de todas las épocas...

El culto a la mujer en la Prehistoria

Diosa lunar

Cuando el enigma de la Prehistoria con sus representaciones mudas cede el paso, con la invención de la escritura, a la historia con palabras, nos encontramos de repente frente a una constelación elaborada de creencias coherentes, mezcladas con fantásticos relatos sobre los orígenes del mundo.

 

Adivinamos que durante milenios, y bajo una organización social eminentemente matriarcal, el mundo se concibió como surgido de un gran huevo germinal empollado por una Gran Diosa en un océano turbulento y confuso; que unas reglas superiores imponían tempestades, diluvios y terremotos. Que el fuego de poderes sobrehumanos no podía ser en la Tierra otra cosa que el fruto de un robo tan sacrílego como precioso, perpetrado por los humanos contra los designios de la divinidad.

 

El hombre en lucha por sobrevivir en un entorno tan hostil se concibió a sí mismo en una dialéctica constante de sumisión y enfrentamiento con los seres superiores. Con los dioses.

 

¿Culto a la fecundidad o a la mujer?

 

¿Existió realmente una Diosa Madre venerada por los pueblos de la Antigüedad? ¿Qué significado tenían para estos hombres las figurillas encontradas siglos después en tumbas y fosas domésticas? ¿Responden a una organización matriarcal de la sociedad?

 

Algunas de las numerosas estatuillas halladas en excavaciones de asentamientos mediterráneos nos remiten al Paleolítico superior. El cometido de estas figuras sigue siendo un tema de discusión para muchos arqueólogos, pues opinan que, al desconocer el contexto en que fueron producidas, las diversas interpretaciones sobre su función no dejan de ser meras hipótesis que han dado lugar, a veces, a conjeturas muy arriesgadas.

 

Desde hace miles de años la figura femenina ha estado vinculada a la muerte. En Egipto, por ejemplo, los sarcófagos de piedra eran denominados "vientres maternos". Asimismo, en la cuenca mediterránea los difuntos solían ser enterrados en el seno de las montañas, pues se creía que la divinidad que habitaba en ellas les ayudaba a renacer: convertidos en estrellas (las almas se elevaban hasta la constelación Orión), los traspasados guiaban las existencias de los vivos desde el firmamento. Por otro lado, muchas de las estatuillas que nos han llegado se han encontrado en sepulcros, lo que hace suponer que su misión era despertar a los muertos para conducirlos hacia su nueva vida en la tierra de los bienaventurados. Utilizadas como ornamentos, fetiches, joyas o amuletos, estas representaciones femeninas (de divinidades o de sacerdotisas) actuaban como intermediarias entre los dioses y los muertos. Así, a su belleza se unían sus poderes mágico-religiosos, ya que la fuerza que emanaba de ellas tenía un carácter protector relacionado con las creencias en el más allá.

 

Diosa de la abundancia

 

Casi todas las figurillas encontradas están desnudas y sus características físicas son muy parecidas. Tanto sus exageradas formas nutricias y sexuales como sus cabezas carentes de rasgos hacen dudar de que estemos ante representaciones realistas de la mujer paleolítica; más bien sugieren una interpretación simbólica (las formas generosas remiten a la abundancia de bienes terrenales).

 

Sin embargo, el significado de su desnudez evoluciona a lo largo de los siglos. En las representaciones posteriores, los rasgos femeninos se muestran tan esquematizados que quedan reducidos a simples trazos geométricos. Estas mujeres no parecen seres de este mundo, sino apariciones celestes (algunas, incluso, adquieren la apariencia de un pájaro).

 

Otras funciones de estas figuras están relacionadas con el ámbito doméstico. Algunas tribus cazadoras de Asia septentrional fabricaron unas estatuillas femeninas, llamadas dzuli, que representaban a la abuela mítica de la tribu, de la que se suponía que descendían todos sus miembros. Situadas en los hogares, las dzuli protegían tanto la vivienda como a quienes habitaban en ella; por eso, como muestra de agradecimiento, cuando los hombres regresaban de sus expediciones de caza les ofrecían ofrendas. Asimismo, en la región siberiana de Mal'ta se han descubierto unas casas antiquísimas cuya planta rectangular estaba claramente dividida en dos partes: una de ellas se reservaba a los hombres y la otra, a las mujeres. Las estatuillas halladas en su interior estaban situadas precisamente en este último sector, lo que hace pensar que fueron realizadas por mujeres. Quizá formaban parte de rituales domésticos: usadas como talismanes mágicos, garantizaban el cumplimiento de un bien deseado (fertilidad, salud para la familia, buena suerte, etc.).

 

El cambio de una sociedad nómada cazadora a otra sedentaria agricultora otorgó protagonismo a la figura femenina. Se estableció un vínculo entre la fertilidad de la tierra y la fecundidad de la mujer: las mujeres no sólo trabajaban los cultivos, sino que se convirtieron en responsables de la abundancia de las cosechas, pues sólo ellas poseían el misterio de la creación. La vida humana empezó a asimilarse al ciclo vegetal: tras ser engendrados (la tierra pasa a transformarse en una enorme matriz), tanto los hombres como las plantas crecen y terminan regresando a las entrañas terrestres cuando mueren. Asimismo, esta evolución hizo que la sacralidad femenina cobrase mayor importancia. En el Mediterráneo Oriental (Egipto, Fenicia, Frigia y Grecia) empezaron a venerarse las diosas Isis, Cibeles y Rea, consagradas a la fecundidad vegetal, animal y humana.

 

 

Diosa lunar

 

Además de estar estrechamente relacionada con la tierra, la sexualidad femenina guarda también una clara correspondencia con las fases lunares, lo que favoreció el nacimiento de una "Diosa Blanca" vinculada a la Luna. La literatura antigua nos ha dejado un valioso testimonio del culto a esta poderosa Diosa Madre lunar. En la obra latina El asno de oro, escrita por Apuleyo (125-180), se conserva un completísimo relato acerca de esta divinidad. Junto a su descripción física, se hace referencia a su poder sobre los hombres y sobre todos los cuerpos, pues aumentan o disminuyen según los ciclos lunares.

 

 

Esta diosa "soberana", que "resplandece con gran majestad", era adorada en su calidad de cultivadora, segadora y aventadora del grano. Se representaba con una larga cabellera que le cubría la espalda, una corona de flores que adornaba su cabeza y una túnica oscura "sembrada toda de unas estrellas muy resplandecientes, en medio de las cuales la Luna de quince días lanzaba rayos inflamados". Pero dejemos que la propia divinidad sea quien se presente: "Soy madre y natura de todas las cosas, señora de todos los elementos, principio y generación de los siglos, la mayor de los dioses y reina de todos los difuntos, primera y única sola de todos los dioses y diosas del cielo, que dispenso con mi poder y mando las alturas resplandecientes del cielo, y las aguas saludables de la mar, y los secretos lloros del infierno. A mí, sola y una diosa, honra y sacrifica todo el mundo en muchas maneras de nombres".

 

Y es cierto que casi cada pueblo que la adoptó la nombró de un modo distinto: los troyanos, Pesinuntica ("madre de los dioses"); los atenienses, Minerva cecrópea; los chipriotas, Venus Pafia; los cretenses, Diana; los etíopes, arrios y egipcios, Isis; los sicilianos, Proserpina, y los eleusinos, Ceres ("madre primera de los panes"). La lista, sin embargo, parece no terminar nunca, pues también se la reconoce bajo los nombres de Juno, Bellona, Hécates, Ranusia..

 


« Los ritos funerarios prehistóricosLa escritura en el Fértil Creciente »

¿Desea realizar algún comentario?

Nombre
Comentario

Los comentarios que usted envíe deben ser revisados por el administrador antes de aparecer aquí.

Comentarios

2012-05-27 09:01:14Susana
Me interesa estudiar las sociedades humanas, y cuanto más leo más me convenzo de que los seres vivos no necesitan de amuletos excepto el humano. Leía atentamente y me recuerda cuando nuestros hijos eran pequeños, y uno les dice por ejemplo no salgas a la calle te pueden llevar, come sino puede venir ...... y te come la comida etc. Siempre hemos necesitado creer en algo superior, el hombre por su naturaleza debe estar contenido. El ser humano es violento por naturaleza, lo que hace el creer en algo superior, en lo intangible, es apaciguar las iras por miedo a represalias. Lo que hace funcionar nuestras relaciones interpersonales, en el mundo actual le llamamos leyes, ordenanzas. Me dirán siempre existieron, es verdad de una forma u otra existieron, la diferencia es que ahora están escritas, son controladas y ejecutadas. Las hormigas por ejemplo, las avejas ellasmuy representativas de organización, viven en colonias, etc., tienen tantos temas por la supervivencia, gastan tanto tiempo en luchas de poder? A diferencia de los otros seres vivos el Ser Humano por ser poseedor del cerebro más desarrollado tiene la dificultad de no saber dominar su ego. El tema del Poder es lo que lleva a todo los inconvenientes que vivimos. Al Poder se puede llegar el tema es mantenerse y no enfermar de Poder. Cuanto más arriba se está más solo se está.
 
2012-05-10 12:38:30pablo
la verdad es q no hay evidencias de soc netamente matriarcales, si, de soc matristicas
 
2011-03-27 11:30:55paloma
me ha gustado mucho
 
2010-11-27 14:41:28eliana
como era la religion de la mujer en la prehistoria
 
2010-09-27 09:39:45david
tendrianque hablar de las religiones en las que era la mujer la que mandaba (matriarcado)
 
2010-05-11 12:52:05el nachooo
me parece q tendrían q tener info sobre la importancia de la mujer en la prehistoria
 
2010-05-10 09:14:36Anonimo
Está muy bien
 
2010-03-26 02:59:25María
Hola ;es muy interesante,pero sería de agradecer la información bibliográfica para poder contrastar la informanción con el original;por ejemplo ,lo referente a las dzuli de Asia central¿donde puedo encontrarlo? También sería interesante la bilbliografía para los estudiantes. Gracias
 
2009-07-10 08:48:26
¿que funcion magica tenian el la prehistoria durante el neolitico y paleolitico? esta bueno lo qe pusieron pero le falta mas
 
2009-06-25 14:46:05eliana rodriguez
pongan más informacion sobre el pariodo neolítico más precisamente ¿por qué los hombres del neolítico relacionaban la figura de la mujer con la fertilidad de la tierra?.lo que esta expuesto esta biern paro le falta algo más praciso y que les ayude a los chicos a ser más facil encontrar lo que estan buscando como yo . grasias por la información estuvo más completa que las otras páginas.
 
2009-06-09 04:52:10 muchas gracias a todos.
Bueno me encanta toda esta información de este sitio muchas gracias. Adiós.
 
2009-06-04 12:25:55mary
Es un tema profundo,y este es demasiado sintetico.y con respecto en los q hacen los comentarios,les falta lectura para acotar tan vulgarmente algo q desconocen.
 
2009-06-04 09:59:30Fabiana
quiero saber porque los pueblos del neolitico relacionaban la figura de la mujer con la fertilidad de la tierra??
 
2009-03-22 19:48:30julián
Esta debe ser muy conocido por los Masones.
 
2008-12-08 07:43:49Blue Wings
Culto a la VIda mas que a la Mujer y a la fecundidad, en todas sus manifestaciones, incluyendo la muerte, porque la muerte, segun las Antiguas creencias, es un paso mas en la Vida... na excelente introduccion a los Misterios Paganos. Gracias
 
2008-12-03 04:32:27carlos
hola me gustaria saber que origen tiene la diosa diana y si es verdad que los romanos la metieron como virgen maria
 
2008-10-08 04:10:32Adrian
si e puesto el culto a la mujer por k me sale ablando de religion ???????????
 
2008-08-20 10:51:02lina
bien el articulo
 
2008-06-18 18:13:43marcelo vargas
me parce interesante esto de las mujeres estan demostrando de lo que son capaz de hacen Las mujeres pueden hacer un mendo mejor construyendo todo acerca de ellas demuestra que ellas no son tontas, son capaces de hacer cualquier cosa que puede hacer 1 hombre. me impresiona su capacidad de pensar en todo esto de la historia y la prehistoria. me estan dando un ejemplo de que lo que piensen ellas es importante que las otras personas que no les presta atencion seppan todo lo que hacen.
 
Inicio | Temas | Biografías | Búsqueda | Encuesta | Mitología Egipcia | Entrega de flores a domicilio | Contacto
Copyright © 2014 - historia-religiones.com.ar